Basándome en elementos de construcción infantiles, trabajé una colección de edificios con miradas penetrantes que siempre están observando lo que pasa a su alrededor. Obreros, muchos obreros. Para elaborar los ojos a los edificios, utilice la técnica del torno, trabajando bolas de pequeño formato que me sugerían tanto las miradas como lo que hay tras las miradas, los seres resultantes ayudados por elementos encontrados (hierros, tornillos, etc...) conforman una colección de obreros o de personajes que viven y construyen estas ciudades imaginarias.
Bolas
Formato pequeño
Esculturas
Cabezas
Murales
Diálogos
Columnes




P�gina principal